Lo más reciente

Significado esoterico de la navidad y significado de los Reyes Magos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
Significado esoterico de la navidad 

Significado esoterico de la navidad  Para tratar el significado esoterico de  la Navidad, es necesario primero  conocer lo relacionado a lo Evangelios apócrifos.  Veamos más sobre el tema.

El término «apócrifo» se usaba en la antigüedad para calificar a los libros dirigidos a los adeptos de alguna secta o a los iniciados en algún misterio.Lo que hoy conocemos como «evangelios apócrifos» fueron redactados entre los siglos II y IV d.C. y son un conjunto de textos de autores desconocidos que tratan de temas considerados por la ortodoxia cristiana como heréticos o cuanto menos como sospechosos.

Sin embargo, muchos datos contenidos en estos textos apócrifos fueron utilizados por escritores de la Iglesia como Clemente de Alejandría, san Epifanio, san Andrés Cretense o san Juan Damasceno.  Veamos, ahora, el significado esoterico de la Navidad.

.

Significado esoterico de la navidad

Significado esoterico de la navidad Los Evangelios apócrifos de la natividad y la infancia de Jesús nos proporcionan infinidad de datos que no aparecen en el evangelio de san Mateo, el único que toca este periodo y que sólo señala, cuando habla del sitio del nacimiento, que los Magos «entrando en la casa, hallaron al niño».

El Protoevangelio de Santiago, en cambio, habla de una gruta y el Líber de infantia Salvatoris, de un establo, lugares ambos que la tradición ha mantenido en la confección de los populares belenes navideños.

También es de los apócrifos el relato de los pastores que fueron a adorar al niño, el hecho de que éste se encontrara reclinado en un pesebre, el coro de ángeles glorificando a Dios o la enternecedora pincelada del buey y la mula dándole calor al recién nacido.

.

Significado de los Reyes Magos Desde el punto de vista apócrifo

En cuanto a los Magos, según el Evangelio árabe de la infancia, llegaron en cumplimiento de una profecía de Zoroastro, y se volvieron a su patria llevando un pañal de Jesús que les fue entregado por la Virgen en muestra de agradecimiento.

Una vez en su tierra, fueron recibidos por los reyes y príncipes, quienes les preguntaron acerca de los pormenores de su viaje. Ellos les enseñaron el pañal, después de lo cual «celebraron una fiesta y, según su costumbre, encendieron fuego y lo adoraron. Después arrojaron el pañal sobre la hoguera y al momento fue arrebatado por el fuego.

Mas cuando éste se extinguió, sacaron el pañal en el mismo estado en que estaba antes de arrojarlo, como si las llamas no lo hubieran tocado». Por eso depositaron la prenda, con grandes honores, entre sus tesoros. Existe una versión etíope del Protoevangelio de Santiago que apunta, como regalo de María a los Magos, un poco de pan en vez del pañal. Al mostrarlo sale una llamarada y ésa es la causa, según dicha versión, de que «los Magos sigan adorando al fuego».

El Liber de infantia Salvatorís señala que José, al ver a los Magos, pensó de inmediato que eran adivinos y, además, forasteros, «pues su vestimenta es distinta de la nuestra: su traje es amplísimo y de color oscuro y tienen birretes en sus cabezas».

.

Cuantos reyes magos son

El número de tres proviene de que tres fueron los dones entregados. Algunos han querido ver también ahí la representación de las tres razas post-diluvianas: Sem, Cam y Jafet. Sin embargo, ya en las primeras representaciones artísticas su número varía.

Así, encontramos iglesias del siglo III donde son sólo dos, y catacumbas del IV donde aparecen cuatro. Otras veces son seis, mientras que las iglesias siria y armenia siempre creyeron que fueron doce, uno por cada tribu de Israel y por cada apóstol de Cristo.

.

Significado de los nombres de los reyes magos

No contamos con ninguna referencia fiable sobre cuales pudieron ser sus verdaderos nombres, aunque sí las tengamos sobre el origen de los que son empleados en la actualidad. Por ejemplo, Baltasar es un nombre común en el Antiguo Testamento.

El mismo profeta Daniel hubo de adoptarlo mientras sirvió a Nabucodònosor, o consta, sin embargo, que ningún rey se llamara así en la época del nacimiento de Cristo. Sí hubo, por el contrario, un rey Gaspar que reinó en el Irán sudoriental y el Bajo Indo. Su verdadero nombre fue Vindhapharna, que significa «conquistador del Farr» (fuerza-espendor).

Traducido al griego se transforma en Gondofares, y al armenio Castapar, de donde vendría nuestro Gaspar. Tal vez fue su afición por la astrología y las ciencias ocultas y el hecho de gobernar un país de Oriente lo que hizo que en el siglo VI alguien pensase en él como un claro «rey mago». En todo caso, en el siglo VII o principios del VIII encontramos ya la lista completa: Melchior, Gathaspa y Bithisarea, que en el siglo IX se convertirían en nuestros Melchor, Gaspar y Baltasar.

Sin embargo, cada pueblo les otorgó nombres distintos. Así, los sirios los llamaron Kagpha, Badadilma y Badadakharída, los etíopes Ator, Sater, y Paratoras y los griegos Apellicon, Amerim y Serakin. La Caverna de los Tesoros, por su parte, prefiere denominarlos Hormizd, ¡azdegerd y Péróz. No hay ninguna prueba de que ninguno de esos nombres pudiera pertenecer a nuestros Magos.

.

Significado de los regalos de los reyes magos

La tradición occidental ha interpretado casi con total unanimidad que el oro representaba la imagen de la realeza del Cristo, el incienso era el símbolo de su divinidad y la mirra anunciaba su pasión. San Gregorio Magno explicaba que le ofrecemos el oro cuando le veneramos como a Rey del Universo; el incienso, cuando le adoramos como a verdadero Dios; y la mirra, cuando creemos en su humanidad.

La tradición oriental difiere de la occidental en que considera la mirra el símbolo de Cristo como sabio médico o taumaturgo. En todo caso, el hecho de que estos productos sean típicos de la Arabia del sur, hace pensar a muchos exégetas que el origen de los Magos no sería ni Persia ni Mesopotamia, sino la Península Arábiga.

.

¿Qué fue de los magos?

La tradición cristiana no podía permitir que los Magos murieran herejes, así que los hizo bautizar por el apóstol Tomás, aprovechando uno de sus numerosos viajes por tierras medas y persas. Luego, según una piadosa leyenda medieval, fue santa Elena (la madre de Constantino I) quien encontró sus presuntos restos en Saba y los llevó a Constantinopla.

En el siglo IV fueron trasladados a Milán. En 1162, la ciudad fue saqueada por las hordas del emperador Federico Barbarroja, quien se llevó finalmente los restos a Colonia. Y ahí permanecen ahora, encerrados en una bella urna de oro y plata y protegidos por la gran catedral que se erigió en su honor.

No obstante, una pequeña parte de esos huesos fue devuelta en 1903 por el cardenal de Colonia al de Milán, para tratar de reparar en parte la pérdida sufrida siglos antes por esa ciudad.

Otra versión diferente sería la de Marco Polo. Según sus pesquisas, a finales del siglo XIII los cuerpos se hallarían incorruptos en tres sepulturas contiguas en la ciudad persa de Sava (la actual Saveh). «Los cuerpos todavía están enteros -afirmaba- y tienen cabellos y barba como cuando vivían».

Conoce también salmos y oraciones esotericas y poderosas

oraciones esotericas  El propósito de la oración es acercarse, recibir bendiciones y aumentar su conciencia de Dios. No hay otra parte del Antiguo Testamento de la (,,,)

.

La fiesta de 6 de enero

Nuestra festividad actual del Día de los Reyes Magos tiene un origen realmente curioso. Un siglo antes de que la Iglesia de Roma fijase la fiesta de Navidad el 25 de diciembre, las iglesias orientales ya celebraban el 6 de enero otra fiesta análoga  llamada Epifanía.

En el primer caso, se buscaba reemplazar los festejos paganos del Sol Invictus y del nacimiento de Mitra por la celebración del nacimiento de Cristo. Y en el segundo caso, era la fiesta del nacimiento del Tiempo Nuevo (el Aiorí), celebrada en Alejandría, la que se pretendía sustituir.

En esencia, era lo mismo, pero con una pequeña diferencia en días debido a la utilización de calendarios distintos (los años bisiestos todavía no se habían inventado). Pero la Epifanía era algo más que la actual Navidad católica: englobaba también el recuerdo de la adoración de los Magos, el bautismo de Cristo y el primer milagro en Cana.

Cuando en el siglo V la fiesta de los Magos llegó finalmente a Occidente fue adoptada por Roma, donde, para evitar duplicidades, perdió su sentido inicial relacionado con el nacimiento y se centró exclusivamente en los otros aspectos.

.

Conozca también

Regalos feng shui navidad y significado de regalar un buda

Rituales de año nuevo para el trabajo y negocio 2022

Hechizo para viajar y rituales para viajar en año nuevo

Rituales de año nuevo 2022 para el amor y más (ritos)

Rituales de año nuevo segun el feng shui para el 2022

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*