Lo más reciente

Amuleto para la salud con equinácea

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
La equinácea es una planta perenne de la familia de las compuestas, comúnmente conocida como la familia de las margaritas.

Es nativa de la pradera norteamericana y abundante en el medio oeste. Se cultiva ampliamente con fines ornamentales y medicinales. Los pétalos de la flor caen a partir de un cono central compuesto por muchas florecillas tubulares.

Propiedades curativas de la equinácea

Hay tres especies de equinácea que son útiles medicinalmente: Echinacea augustifolia, Echinacea purpurea y Echinacea paluda. Toda la planta tiene numerosas propiedades medicinales que actúan sinérgicamente para conseguir sus efectos beneficiosos. La equinácea se utiliza sobre todo para fortalecer el sistema inmune y luchar contra la infección.

Las investigaciones han demostrado que la equinácea aumenta la producción de interferón en el organismo. Este es antiséptico y antimicrobiano, actúa a través de un aumento de los glóbulos blancos disponibles para destruir bacterias y retrasa la difusión de la infección. Como depurativo, el extracto de la planta limpia y purifica el torrente circulatorio y se ha utilizado con efectividad para tratar forúnculos.

La equinácea favorece la curación de las heridas a través de la acción de una sustancia química presente en la raíz conocida como glucósido ácido ca-feico. Como inmunomodulador, la equinácea actúa gradualmente favoreciendo un cambio beneficioso en todo el sistema. También se ha empleado para tratar la infección urinaria y las infecciones por Candida albicans. La equinácea es febrífuga y, por lo tanto, útil para reducir la fiebre, así como para tratar las hemorroides. En forma de tintura o decocción fuerte, sirve para lavados bucales en el tratamiento de la piorrea y la gingivitis.

La equinácea es considerada como uno de los principales remedios naturales empleados por los nativos del continente americano, para las picaduras de serpiente, para apagar la sed, para lavarse las manos y aumentar la tolerancia al calor.

En las primeras décadas del siglo XX comenzaron a difundirse sus propiedades curativas en varias naciones europeas, hoy en día es una de las hierbas más populares y utilizadas en la industria farmacéutica naturista.

Diversos estudios clínicos han observado que toda la planta posee propiedades medicinales con diferentes niveles de efectividad. La equinácea es especialmente beneficiosa para el tratamiento de infecciones respiratorias del tracto superior. En algunos casos se ha demostrado que la equinácea activa los macrófagos que destruyen las células del cáncer y los patógenos cuando se toma después de los tratamientos para el cáncer. Se ha observado que un extracto de la raíz aumenta la producción en el organismo de glóbulos blancos.

La equinácea se ha mostrado eficaz cuando se toma al empezar los síntomas de la enfermedad. Otras investigaciones han demostrado un efecto significativo de la equinácea pupúrea para reducir la duración y la gravedad de los resfriados y la gripe. Algunas referencias herbales usan sólo la raíz como la parte medicinal y otras incluyen las partes aéreas de la planta, particularmente las hojas. Los estudios de investigación realizados han concluido que toda la planta es eficaz medicinalmente.

La mayor parte de los estudios se han hecho sobre las especies Echinacea paluda y Echinacea purpurea. Todas las especies de equinácea son ricas en vitaminas y minerales. La equinácea es una fuente herbal de niacina, cromo, hierro, manganeso, selenio, sílice y cinc.

Para hacer un remedio contra la gripe o el resfriado consisten en emplear una cucharada de la planta fresca Se deja reposar en una taza de agua hervida no clorada durante 10 a 15 minutos, después se cuela y se cubre. Se bebe caliente, endulzada con miel si se desea; la dosis estándar es de tres tazas al día. La infusión puede guardarse hasta dos días en la nevera sin que pierda sus cualidades curativas.

Amuleto para la salud con equinácea

Antiguos chamanes de la tribu cheyene preparaban amuletos con las flores y las hojas deshidratadas de la hierba para protegerse de contraer enfermedades terminales. Un saquito blanco relleno con hierba seca es empleado con el mismo fin.

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*