">

 

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Inicio

  

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

Amuletos y talismanes poderosos

 

Aprenda técnicas

adivinatorias como:

Interpretar los lunares

Contemplación del agua

Contemplacón del huevo

Adivinanza en la taza de té

Bola de cristal

Grafomancia

Numerología

Dominó

Cartas de naipes

Tarot

El uso del espejo

El péndulo

Quirognomía

El oráculo de Venus

Las runas

Fisignomía

 

Conozca técnicas de

desarrollo mental como:

La intuición

La telepatía

Las premoniciones

Visión remota

Visualización creativa

El aura

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

 

Astrologia

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Articulos sobre esoterismo

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  

 

 

Contáctenos

 

 

 

 

     

     

          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Santa Hildegarda de Bingen - Patrona de la Medicina Natural

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Santa Hildegarda de Bingen - Patrona de la Medicina Natural

Esta mística alemana, nacida en el año 1098, mostró desde su más tierna edad dones que permitieron su ingresó a los ocho años en el convento benedictino de Saint Disibot, en el valle del Rhin.

 

          

Allí encontró ayuda y comprensión en su superiora, Jutta von Sponheim, a cuya muerte, en 1136, Hildegard fue nombrada abadesa. Luego, fundó su propia comunidad de religiosas.

A los 42 años, recibió su llamada como profetisa y comenzó a recoger sus visiones en libros que decía escribir en colaboración con Dios.  Igualmente escribió el único tratado médico firmado por una mujer en Occidente en el siglo XII y otras obras sobre artes curativas, como el Cause et Curae, cuya difusión desde hace unos años le han consagrado como "patrona de la medicina natural".

Su fama se extendió de tal manera que llegaron muchos peregrinos de todo el continente en busca de consuelo espiritual y a alivio de sus males físicos. Hoy sus remedios naturales circulan en los cinco continentes especialmente entre los adeptos a las medicinas alternativas o los partidarios de la macrobiótica.

A continuación algunos remedios naturales de Santa Hildegarda de Bingen

 

Remedio natural para la afonía o pérdida de la voz

Cocer 3 cucharaditas de gordolobo y 3 cucharadas de hinojo durante 5 minutos.  Después, colar a través de un paño y agregar a 250 ml de vino.  Preparar el cocimiento por la mañana y tomarlo repartido a lo largo del día.

 

Remedio natural para la caspa

Hacer ceniza de la corteza y de las hojas del árbol del ciruelo, y de la ceniza preparar una solución con agua.  Lavar a menudo la cabeza con esta solución.

 

Remedio natural para el dolor de cabeza #1

Tomar incienso y pulverizarlo.  Agregar algo de harina fina y también clara de huevo, y hacer así dos tortitas y dejarlas secar al sol o sobre un ladrillo caliente. Las tortitas sólo se deben secar, en ningún caso cocer.  Colocar una de estas tortitas en cada sien por unos 10 minutos.

 

Remedio natural para el dolor de cabeza #2

Picar finamente100 g de corteza de abeto junto con 50g. de hojas de salvia, y poner ambos ingredientes a cocer en agua. Una vez que haya espesado el cocimiento de abeto y salvia, agregar150 g. de mantequilla y esperar a que se derrita sin dejar de remover. Se puede agregar unos50 g de grasa de cabra para darle consistencia. A continuación, filtrar la pomada resultante mediante un paño y poner en unos botecitos.   Para que no se dañe, es preferible conservar la pomada de abeto en la nevera o en el congelador.  Con esta pomada se deberá frotar la frente de lado a lado 2 ó 3 veces al día.

 

Remedio natural contra los dolores de cabeza #3

Dejar el rubí una media hora sobre la coronilla o hasta que se note una sensación de calor en la cabeza.  Cuando esto suceda, retirar de inmediato.

 

Remedio natural contra los calambres

Tomar un poco de aceite de oliva y frotar bien con él las partes doloridas. En lugar de aceite de oliva,  podrá utilizar aceite de almendra.

 

Remedio para la falta de apetito

Tomar 3 hojas de salvia, 2 de perifollo y 1 diente de ajo.  Machacar todo al mismo tiempo con vinagre. De esta manera se prepara un condimento. Mojar en él la comida que quiera comer y le entrará apetito.   Sin embargo, es importante señalar que este preparado es más adecuado para los platos salados que para los dulces. Si la falta de apetito es muy acusada, se puede comer un poco de pan mojado en esta salsa.

 

Remedio natural para la falta de concentración

Cortar 10 o 15 castañas secas en cruz y cocer en agua hasta que se ablanden. Comer castañas antes y después de cada comida. Las castañas cocidas han demostrado ser eficaces en especial para aquellos estudiantes que se encontraban ante algún examen final.

 

Remedio natural para la falta de memoria

Machacar varias hojas de ortigas hasta conseguir su jugo y agregar aceite de oliva, y cuando se marche a dormir, untar con esta preparación el pecho y las sienes.  Repetir esta acción todas las noches y se mejorará la falta de memoria.

 

Remedio natural para la fiebre

Hervir moderadamente en 250 ml de agua 1 cucharada sopera de hojas de frambueso. Beber caliente el agua de frambueso por las mañanas y por las noches. Utilizar las hojas calientes como cataplasma sobre el estómago durante una hora.

 

Remedio natural para las verrugas

Machacar varias hojas de celidonia y agregar el jugo resultante en50 g de manteca de cerdo.  Derretir la masa en una sartén y volver a batirla hasta que se enfríe. Untar las verrugas con la pomada 1 ó 2 veces al día. Esta pomada no solamente es efectiva contra las verrugas, sino también contra otras afecciones cutáneas, como por ejemplo los eccemas, las dermatitis, la dermatitis de contacto y las manifestaciones cutáneas de índole alérgica.

 

Vínculos patrocinados

 

Otros temas relacionados

 

Hechizos de salud y remedios caseros

 

Santos para encomendarse

 

Salmos y oraciones poderosas

 

 

 

                                                            Sepa a qué santo encomendarse para su salud